Imanes

En su afán de atender a las minorías, el Ayuntamiento de Madrid ha tenido el detalle de mandarnos a los solteros una tarjeta por San Valentín. Eso he pensado cuando he sacado el sobre del buzón. La sorpresa ha llegado al abrirlo y encontrar un imán para la nevera con instrucciones para el buen uso del contenedor orgánico. Los imanes son un elemento decorativo propio de los 90; su tiempo ya pasó. Aún quedan los últimos de Filipinas, es decir, de Torrelodones y Benidorm, esos dibujos de playas con el nombre de la ciudad costera en tipografía bailonga. Los imanes de la nevera son el vehículo costumbrista de promoción de cada país y el último reducto nacionalista que no ha sido arrasado por la globalización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s