El fotógrafo de una época

mde

Jean Laurent llegó a España a finales del siglo XIX decidido a enriquecerse con el comercio del papel de jade. No pudo ser, pero lo intentó de nuevo con la fotografía. Y lo consiguió, gracias a una adelantada visión comercial que provocó la renovación de un arte aún incipiente. Tuvo el privilegio de inmortalizar las pinturas negras de Goya en los muros donde se pintaron y logró que no solo las clases adineradas y la Monarquía pudieran disfrutar de un retrato fotográfico propio. Ahora que en menos de un segundo es posible captar una imagen, está bien recordar los orígenes, cuando si durante 40 minutos no se lograba permanecer firme, la foto salía defectuosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s