Navegar

dav

Son varios los días que se han sucedido sin pasarme por aquí. Escribo estas palabras como el que se sube a una lancha e intenta accionar el motor, que no arranca. Poco a poco volveremos a navegar, aunque sea con remos.

Me acuerdo ahora de mi cita favorita, a la que he aludido en alguna ocasión: “héroe es quien quiere ser él mismo”. La escribió Ortega y Gasset en Meditaciones del Quijote. La cuestión es que en determinadas etapas de nuestra vida conviene parar y preguntarnos quiénes somos y por qué hacemos lo que hacemos. ¿Merece la pena preocuparse sobremanera por problemas que tienen solución, aunque sea costosa? ¿Cómo lograr la perspectiva necesaria? Parando. Hay que parar y pensar. Parece obvio, pero los pensamientos centrífugos pueden alejarte de lo sensato.

Hace meses me dijo F.A., autor de un diario, que a él le ayudaba escribir. “Digo que me sirve (e imaginé que a ti también te ocurriría lo mismo) porque de alguna forma damos fe de vida. No hay que olvidar que el primer lector de lo que escribimos somos nosotros mismos. Ahora bien, si estuviéramos en la Antártida o en Marte, en la mayor desolación, estoy seguro de que seguiríamos escribiendo. Aun a sabiendas de que nadie llegaría a leernos”. Tiene razón. Me he planteado estos días dejar el almanaque, pero creo que me ayuda a volver a mí misma, a entender y a ordenar por lo menos una parcela del/mi mundo. Recobramos la regularidad, pues, con calma. Buenas noches y gracias por vuestra comprensión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s