Las causas

IMG_20181119_163442

En el metro, de vuelta de una tarde de archivo, se ha sentado a mi lado un chico pelirrojo con las gafas de la misma montura que las mías. Ha sacado un libro de la editorial Debolsillo. En un encabezamiento, “Causas de la felicidad”; en otro, “Entusiasmo”. Con los años empiezo a valorar la posibilidad de que el entusiasmo sea, por el contrario, causa de los males del ánimo y desafecciones varias. Se trataba de La conquista de la felicidad, de Bertrand Russell, un clásico contemporáneo y motivo –a pesar de que estimo al autor–, que confirma que no he encontrado a mi alma gemela –al menos, en lo tocante al aspecto físico–. Quizá yo me inclinaría por Causas de la melancolía, título ficticio, o directamente por Henri-Frédéric Amiel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s