Paseos por el campo

IMG-20181101-WA0003

Paseo por el campo esta mañana para aprovechar las cada vez más escasas horas de luz. Cuando llevaba un buen trecho, ha salido de otro camino cuyo inicio tapaba una casa con la fachada calada un labrador retriever. He mirado derredor para ver si tenía dueño, pero no he visto a nadie. Sin embargo, el can llevaba un arnés rojo de nylon sujetado en su lomo. Ha comenzado a excavar con sus patas, moviéndose con agilidad y gracejo. No me veía. Lo llamaba, pero ni siquiera dirigía sus ojos hacia mí, como si yo no existiera. He chasqueado los dedos varias veces, todas en vano. Cuando me he acercado para, si era posible, saludarlo y acariciarle, ha salido veloz y su figura se ha desdibujado en el horizonte, quizá respondiendo a una llamada que no he alcanzado a escuchar. Se parecía mucho a mi perro, y ahora me pregunto si esta escena ha tenido lugar realmente. Probablemente, no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s