Día festivo

Un año más, la pregunta que Ortega y Gasset formuló en 1914: “Dios mío ¿qué es España?”. Y otro aniversario con el ruido de fondo de las viejas proclamas que rehúyen de la contextualización y pretenden juzgar la Historia como si la sociedad fuera inmutable. Hoy he disfrutado de A qué llamamos España, de Pedro Laín Entralgo, un sentido homenaje a nuestra tierra desde su paisaje, sus costumbres y sus gentes.

“Y ahora es cuando comprendemos [después de citar a Azorín y su La ruta del Quijote] cómo Alonso Quijano había de nacer en estas tierras [Castilla La Nueva], y cómo su
espíritu, sin trabas, libre, había de volar frenético por las regiones del ensueño y de la quimera. ¿De qué manera no sentirnos aquí desligados de todo? ¿De qué manera no sentir que un algo misterioso, que un anhelo que no podemos explicar, que un ansia indefinida, inefable, surge en nuestro espíritu? Esta ansiedad, este anhelo es la llanura
gualda, bermeja, sin una altura, que se extiende bajo un cielo sin nubes hasta tocar, en la inmensidad remota, con el telón azul de la montaña. Y esta ansia y este anhelo es el silencio profundo, solemne, del campo desierto, solitario”.

*Curiosidad: el libro de Pedro Laín nació de un encargo de José Corredor-Matheos cuando el poeta trabajaba en Espasa-Calpe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s