Lunes

La charla telefónica esta mañana con JCM ha aliviado cierto malestar que vengo padeciendo estos días. Gracias a él, he podido conocer con más profundidad la figura de Cesáreo Rodríguez-Aguilera, un juez que se afincó en Barcelona y que consideraba a Pepe “su hermano pequeño”. JCM ha escrito un texto magnífico para un acto que se ha celebrado o se va a celebrar en su honor. Nuestro eterno paisano Ángel Crespo lo trató mucho también. Y me ha recitado su último poema, que me ha evocado viejas sensaciones, ya extintas. ¿Hace cuánto sentí la emoción que cierra el texto? Apenas recuerdo alguna vez, tangencialmente. ¿Por qué, si hoy ha sido un buen día, la aflicción está ahora a mi lado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s