Noche de regreso

El sacerdote que ha oficiado la homilía nos ha invitado a entender esta muerte como una llamada de Dios, como un mensaje que, aunque ni lo comprendamos ni estemos de acuerdo, nos ha enviado para recordarnos que la vida no es perfecta, que Jesús cargó la cruz y que solo alcanzaremos la felicidad plena en la Eternidad, donde ya se encuentra Julia. ¿Cómo puede llevarse a una madre con dos hijas, una de siete años y otra de dos? ¿Por qué permite que los padres entierren a los hijos? ¿Acaso criarlas y pasar tiempo con ellos no es la verdadera Gloria? No lo entiendo y mi Fe se tambalea. Hay fenómenos, como el infarto cerebral, para los que es inútil buscar una causalidad, y explicaciones insuficientes a muertes prematuras e injustas que se escuchan con el fin de entender pero que acaban sumiéndote en el escepticismo. Buenas noches.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s