Los sonidos de la calle

lara turner

¿siempre llama dos veces?

Hoy sé que en media hora tendrá lugar un entierro porque acabo de oír el doblar de las campanas de la iglesia. Los toques cambian en función del acontecimiento: el anuncio de misas, comuniones, bodas y la señal del Ángelus se lleva a cabo desde lo alto de la torre y en todos esos casos se antoja jubiloso, al margen del interés que se tenga por ellos. Hay otro tipo de sonidos que nos anuncian la llegada de vendedores ambulantes —“el turronero, el de todos los años”—, de servicios a pie de calle –la armónica del afilador, que en La mitad del cielo de MGA vaticina lluvia y malos presagios— y de emergencias. Los primeros suelen llevar una cinta grabada cuyo mensaje, dirigido a las mujeres, repiten una y otra vez. Aquí, la llegada de una ambulancia se convierte en noticia; en Madrid, las furgonetas de emergencias y los camiones de bomberos forman parte del paisaje urbano. Nunca, ni allá ni acá, escucho el sonido que más deseo: el timbre que anuncie la visita del cartero y me entregue, en mano, tu carta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s