Lunes

Espía

Me pasa X un enlace de un blog que, hasta hoy, desconocía. “Mira, ¿no te resulta familiar?”, me dice. “Está claro que te lee muy atentamente”. Me meto: se trata de una bitácora de apenas un par de meses, en la que hay un puñado de entradas en las que se habla de temas –incluso, de escenas- que hemos tratado aquí. Ya sé que nihil novum sub sole, etcétera, y menos el género del dietario, pero los demasiados haces de semejanza me ponen en alerta. Se lo paso a mi madre, y a M. y a JL., amigos y sagaces lectores del almanaque desde sus orígenes, y los tres coinciden en su opinión -muchas gracias por vuestras cariñosas palabras-.

Cuando abrí el blog en WordPress, en una web en abierto, sabía que me exponía; primero, a mí misma y, después, a que cualquiera entrara por aquí, y juzgase y se inspirase, incluso que copiase. Ya ha ocurrido, siete meses después. Sucede, además, que conozco a la sujeto –la he llegado a tratar en persona en un par de ocasiones-, y, dada la opinión que tengo, tenía, de ella, me sorprende doblemente lo que ha hecho. De momento, este giro del guion pone de manifiesto muchas cosas sobre las que es preciso tomar decisiones. A ti, querida amiga: me parece fenomenal que quieras escribir, pero, por favor, acude a tu biblioteca más cercana y fíjate en los grandes, no en esta aprendiz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s