Desastres

IMG_20180624_143421

El Ecce Homo de Borja pudo tener su gracia en su momento, en tanto que se trataba de una pintura mediocre y la historia de la “restauración”, a cargo de una anciana adorable, no estaba exenta de gracejo. Pero lo que he leído esta mañana en el ABC es escandaloso. Una escultura de San Jorge –encima-, la única que conservaba la armadura de los caballeros del siglo XV, ha sido asaltada por alguien sin ninguna sensibilidad artística ni responsabilidad patrimonial. El resultado es atroz, pareciera una manualidad como las que realizaban en el mítico programa Art Attack, y ni siquiera sirve para reírse con memes de whatsapp.  ¿Cuál es el protocolo para restaurar obras de arte en las parroquias e iglesias? ¿Acaso existe un protocolo? Desde luego, parece que no. Pero importa poco, a la luz de opiniones como esta: “Los hay que no lo ven tan mal. En un bar de la calle Mayor de la ciudad navarra comentan el caso. Recuerdan que el caso del Ecce Homo de Borja atrajo a una gran cantidad de turistas. “Si trae dinero…”, apunta entre la ironía y el pragmatismo Pedro, un vecino de la calle que reconoce que no es un ferviente parroquiano de la iglesia de San Miguel a pesar de que vive cerca”. Como siempre, todo se reduce a la rentabilidad económica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s