Libros usados

img_20180427_202434.jpg

Visita a El Desván del Libro, librería de segunda mano situada en la calle Fernán González. He visto esta edición de esa delicia que escribió Félix de Azúa (ay) llamada Historia de un idiota contada por él mismo. Me he animado a comprarla, pues viene con un prólogo y el ejemplar que leí pertenecía a la biblioteca. En cualquier caso, volver a su prosa siempre es un placer. La librería informa en su bolsa: “Libro ya leído y de ocasión”. ¿Cómo comprueban que se ha leído?

Hay una franquicia, Tik Books, dedicada a la venta de libros de segunda mano que está abriendo locales como setas en la capital. A su mercancía la definen como “libros usados”. ¿Un libro usado? La asociación más obvia es la del volumen que se coloca para tranquilizar la pata de una mesa desequilibrada. Consulto el DLE: la segunda acepción es “dicho de una persona: disfrutar algo”.  Sería demasiado cursi vincularlo a eso. Tal vez se trate de membretes que procuran evitar el conocido y pobretón segunda mano.

Estaré fuera unos días. Nos vemos la semana que viene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s