Martes 17

Una de las camareras de la cafetería de la facultad suele sentarse, cuando no hay jaleo, en un taburete al final de la barra, de manera que puedo verla de frente mientras ella chatea con su móvil y yo me tomo una coca-cola. Se trata de una persona muy expresiva, así que en función de su marcada gestualidad es posible adivinar el itinerario de sus conversaciones. Hoy estaba contenta. La semana pasada se ve que discutió con su pareja, pues ladeaba la boca y acabó por estampar el terminal contra la superficie de la barra. No hubo daños —la funda protectora con forma de conejo cumplió su función— y enseguida volvió a sujetarlo y a marcar la llamada. Se metió a la cocina y ya no pude saber en qué terminó la cosa. Por las caras de hoy, no fue nada grave; o quizá sí, y ha comenzado a entablar una nueva amistad…

Ha sido una escena muy desoladora la de una madre anciana enfrente de su hija discapacitada en el metro esta tarde. La mujer mayor miraba al suelo, y su palidez denotaba cierto mareo, quizá angustia física y vital. De repente, ha levantado la cabeza para preguntar a nadie en concreto “¿Dónde estamos?”. Un hombre le ha contestado y le ha interpelado a su vez: “¿Adónde va usted? ¿Se encuentra bien?”. “No sé adónde me lleva mi hija”. La muchacha miraba a todos lados sin detenerse en ningún punto fijo. No ha sido la primera vez que he visto a una madre acompañando a una hija eternamente niña y vulnerable; por las mañanas, cuando cojo el bus, a veces coincido con otra pareja. Es uno de esos casos que muestran que la vida no siempre es justa: hay un determinado momento en que el hijo tiene que volar del nido y, cuando sea preciso, ser él, en la medida de lo posible, el que tome las riendas del cuidado familiar. La expresión ser ley de vida da la vuelta y adquiere un grado de heterodoxia regido por el cariño de los padres, que guían, hasta que pueden, a esas personas portadoras de un brillo en los ojos distinto y feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s