Espiritualidad

Me cuenta JC-M que ayuda mucho a la espiritualidad imaginar tu cadáver o contemplar uno parecido. Y le digo —y os cuento— que me ocurrió algo parecido hace algunos años, cuando fui al cementerio donde está enterrada una bisabuela, que yo naturalmente no conocí, y que se llamaba Sofía. Ver mi nombre en una lápida me causó una honda impresión. Y a continuación me recita un poema suyo inédito que no puedo reproducir aquí.

C.: “¡Llevas mucho tiempo sin actualizar el almanaque!”. Dos días, únicamente. Hay ocasiones en las que a uno le sale escribir solo en la intimidad del papel, como si el cuaderno ejerciera de confesionario, y nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s