Dolor

Vuelven los problemas de salud, bueno, el problema de salud. Se titula Condromalacia rotuliana. Apenas dormí anoche, y me desvelé sin solución a las cinco de la mañana, a esa hora en la que poco se puede hacer, salvo dar rienda suelta a los pensamientos —generalmente, no sé por qué, solo acuden los negativos, y la noche se convierte en una proyección de pesadillas en la imaginación—. Llevaba unos meses sin aparecer. Lo hace cuando practico más horas de deporte de las habituales, cuando estoy muy estresada, cuando duermo poco y otras veces pasa directamente sin llamar. “He amado la oscuridad y me he acostado con ella”, dice un verso de Mestre. Yo odio al dolor y me acuesto con él.

4 pensamientos en “Dolor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s