Desdoblamiento

Cuando estoy en PM me veo a mí misma desdoblada; como si no estuviera aquí, pero tampoco en Madrid. Adquiero perspectiva con respecto a mis emociones en la capital y me doy cuenta de que en algunos casos se trata de exacerbadas elucubraciones sin viabilidad; otras de falta de conciencia sobre la importancia de ciertos vínculos afectivos para mi bienestar emocional; y en menos de la escasa relevancia de otros lazos. En eso iba pensando esta tarde, mientras paseaba por las calles sin un rumbo fijo. Solo quería andar un rato y aprovechar el sol, para la vitamina D y para despejarme, después de pasar el día entero frente al ordenador realizando unas tareas. He pasado delante de algunas casas conocidas, de tiendas –algunas nuevas, otras reformadas, y también locales en desuso– y de colegios. Me he detenido enfrente de un escaparate y he sentido cómo una mano se posaba sobre mi hombro. Era yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s