Camino particular

IMG_20180325_165849

Después de comer, aprovechando que se auguraba una tarde muy soleada, he salido al campo a pasear. Recorro siempre el mismo itinerario, cuyos únicos cambios se corresponden con la apariencia de la vid según la estación y con mi estado de ánimo. Esta tarde las viñas estaban desnudas, de un gris leñoso casi negro, sin rastro de los copiosos ramilletes de uva y sin ninguna hoja verde. Pronto comenzarán a brotar. En un tramo, un buen ejército de flores silvestres, que se mecían de acuerdo al viento, cada vez más intenso, que expandía su olor. La sensación agradable ha durado hasta que las gotas de agua han comenzado a caer del cielo, cuyas nubes, antes blancas, habían adquirido un color cercano al de las parras. Menos mal que llevaba una cazadora impermeable. He arreciado el paso, pero no importa cuán rápido camines cuando llueve, porque te vas a mojar igual. Cuando he vuelto a casa, se ha detenido la lluvia. A veces hasta el tiempo nos toma el pelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s