La brecha

Esta tarde he visto una escena que me ha partido el alma: un muchacho adolescente se ha subido al metro, portando una pesada bici y una mochila enorme, en la cual figuraba el logo de una de las compañías de transporte de comida a domicilio. A su lado, un grupo de chavales de su misma edad jugaba con los móviles. No es justo que ese chico deba realizar ese trabajo —además, de una precariedad sonrojante para cualquier Estado que se presuma desarrollado—, en lugar de hacer las tareas de clase o, simplemente, jugar. Esa escena ha sido el preámbulo de la película que ha rematado el día de hoy, The Florida Project. Una niña, que vive en los suburbios de DisneyLand, pasa las horas en un entorno hostil, desestructurado, terrible. Y lo peor es que es feliz en su inocencia.

Un pensamiento en “La brecha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s