Pániker

“Todos estamos deshumanizados”

Señora en el metro (9/I/2017)

Esta mañana, de camino a Majadahonda –he pasado la mañana en el centro comercial de allí–, he leído algunas páginas de Variaciones 95, uno de los volúmenes del dietario de Salvador Pániker. Al tratarse de las vivencias que le acaecieron durante el 1995, la sensación de volver a su escritura, a sus historias, entrevera melancolía, pues falleció en 2017 y su último diario (Diario del anciano averiado), se publicó también el pasado año; tristeza, por sucesos que ocurrieron después, relativos a personas que en V95 mantienen relaciones con SP que posteriormente se transformarían –la lectura de un diario no nos muestra únicamente la vida de su autor, sino que a lo largo de los diferentes tomos es posible construir una genealogía de la que cada vez conocemos más–; y cariño, porque uno tiene la impresión de que ha estado con él, y de que el autor a su vez lo acompaña –incluso, y soy consciente de que esta afirmación puede parecer melodramática, de que habla para uno–. Los diarios nos hacen humanos, porque nos muestran la vida sin pactos de ficción.

Un pensamiento en “Pániker

  1. Leer diarios, a diferencia de otros géneros, ayuda a entendernos a nosotros mismos, porque los diaristas suelen verbalizar con precisión pensamientos y sensaciones similares a los de los lectores.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s