Perfumes

Estamos en fechas en las que la publicidad de los canales de televisión alterna anuncios de perfumes con otros de medicamentos para la gripe. Los primeros son interesantes porque se ve cómo intentan vender una imagen, incluso una historia. No se sabe si el perfume que nos muestra Cate Blanchett tiende a los olores florales, o es más frutal. No importa. Una persona me dijo una vez que no le gustaba decir cuál usaba, porque era algo que le hacía sentir distinta —me desveló el nombre a los pocos minutos, y además se trataba de un modelo que venden en cualquier El Corte Inglés—. No es fácil dar con el perfume con el que uno se sienta cómodo. Hace años, era fiel a un modelo cuyo olor hoy no me agrada –y es, curiosamente, de la misma marca que otro que sí uso–. Será cierto, en fin, que el perfume tiene una historia: nuestra historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s