Hacia dónde mirar

Perro semihundido Goya Sofia Gonzalez

“El perro” (1819 – 1823), Francisco de Goya

Escribo estas líneas enfrente de un póster de “El perro”, que tengo colgado en mi habitación de la casa de PM. Pertenece a las Pinturas negras (1819-1823), serie que realizó en su finca “La Quinta del Sordo” (Madrid). Allí, se encontraba aislado de todo lo que acontecía a su alrededor (aunque se dice que su amante Leocadia Zorrilla lo acompañaba), y en sus muros plasmó estampas de romerías, brujería, Inquisición, etc., protagonizadas por seres andrajosos, física y moralmente. Me gusta este cuadro porque nos muestra la importancia de la perspectiva. El otro título por el que se le conoce es “Perro semihundido”. Pero, ¿quién cae al precipicio? La cara de angustia del animal, ¿se corresponde con su miedo a precipitarse o a su pavor ante la impotencia de vernos caer al fondo del pozo sin poder ayudarnos? ¿O hay algo más allá, que únicamente ve él, y que asusta? Goya, pues, nos enseña a observar y a cuestionar los hechos, a través de una pieza teñida de un ocre que nos causa inquietud.

*El cuadro se encuentra en la Sala 067 (Planta 0) del Museo del Prado.

Un pensamiento en “Hacia dónde mirar

  1. La fascinación que esta obra produjo en Saura le levó a “apropiarse” de este modelo y representarlo de forma que su patetismo se refleja de una forma más radical. Qué fantástico comprobar cómo un artista genial – Goya – produce una influencia tan admirable más de 100 años después en otro artista genial: Saura

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s