Presentación

Llevaba rondándome algún tiempo la idea de abrir un blog personal, quizá el mismo que el empleado en la escritura de mi diario. La fisonomía de una bitácora permite establecer una comunicación con el lector —si alguien viene a parar a estas líneas, claro—, algo así como el eco que se obtiene en una cueva; la sensación, por un momento, de que hay alguien al otro lado imposible de ver y mucho menos de tocar, pero al menos la falsa y efímera ilusión de sentirse acompañado. Agradezco a mi amigo Mario Viciosa, excelente periodista de El Independiente (os recomiendo seguir sus artículos sobre ciencia), que me alentara a dar el paso, que me prestara sus consejos sobre el oceánico mundo de la Red y, sobre todo, que supiera señalar la luz en una tarde invernal en la que me encontraba estancada en ciertas tinieblas. También, a Manuel Cañedo Gago, a Carlos Cortés y a José Luis Morante, por animarme siempre.

No hay una orientación calculada de antemano. Me gusta la idea del cuaderno de todo, que decía Carmen Martín Gaite en El cuento de nunca acabar (1983). Su hija Marta le pidió un duro para hacerle un regalo: compró en la papelería de enfrente de su casa un cuaderno en el que debajo del nombre de su madre anotó “Cuaderno de todo”.

“en este, se me invitaba y daba permiso a meterlo todo desordenado y revuelto, sin más contemplaciones ni derecho de primacía, según fuera viniendo, como en esos cajones de los cuartos de jugar que no presentan más tope para seguir admitiendo objetos que la circunstancia de estar ya llenos” (pp. 45-46)

No publicaré posts todos los días, pero sí procuraré perseverar en una regularidad. Serán unas anotaciones de carácter ocasional, acaso esporádicas. Seguramente levante acta de libros, películas y exposiciones que estime interesantes, aporte mi opinión sobre algunos temas y, en fin, traiga algunos apuntes, desde una consideración de la bitácora como el papel en el que el pintor dibuja sus bocetos.

Bienvenidos y felices fiestas.

3 pensamientos en “Presentación

  1. Enhorabuena por este ilusionante proyecto y muchas gracias por tu dedicatoria. Espero estar a la altura. La tuya está sobradamente demostrada en tu magnífico libro “Una playa de septiembre”. A quien aún no lo haya leído, se lo recomiendo encarecidamente.
    No has podido empezar mejor, trayendo a tu blog a una de nuestras grandes escritoras. Carmen Martín Gaite escribía un castellano claro, directo y muy bello, con un estilo brillante que siempre huyó de la retórica. Recuerdo como si fuera hoy el primer libro que leí de ella, Entre Visillos, y el último, Usos amorosos de la postguerra española. La pérdida de su hija Marta (“la Torci”, como cariñosamente era apodada, por dormir torcida en la cuna) la mantuvo alejada de la literatura durante largos años. Cuenta Manu Leguineche en un libro que leí el pasado verano, “La felicidad de la tierra”, pág. 423, la honda impresión que le causaba leer este texto de una Martín Gaite habitada por una melancolía incurable hasta el final de sus días, texto dedicado a “la Torci” y que estaba colgado en la entrada de su casa, para que los invitados no pudieran evitar leerlo: “Hoy es tan tiempo como ayer. Mañana lloraré este día que no supe habitar”. Cuando quiero desintoxicar la vista de tanta letra impresa, revisito el bello documental de la serie “Esta es mi tierra” dedicado a Salamanca, que grabó para TVE, y por más veces que lo veo nunca defrauda. Fue Caperucita no sólo en Manhattan, sino también aquí, entre nosotros, donde marcó un estilo inconfundible.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s